LO FI. EL TABLERO Y LA NOSTALGIA - Generación Geek

Novedades

Banner

lunes, 22 de junio de 2020

LO FI. EL TABLERO Y LA NOSTALGIA

(Los castores odian a todos) 

Hola compañeros de nostalgias y vidas llenas de cambios, a ustedes les hablo que crecieron cambiando de canal la tele con un alicate, jugaron Pokémon en una Game Boy en blanco y negro, y crecieron corriendo del colegio a la casa para llegar a las 18:00 a ver Dragon Ball. Somos un grupo de nostálgicos, coleccionistas y apasionados por detener una época que sentimos más propia, que la vorágine actual donde Fortnite y APEX son la principal forma de tarrear, y claro, nos provoca un poco de picazón, una época que preferimos eludir. Voy a compartir un par de cosas sobre jugar que he aprendido en la ordinaria vida que he recorrido, ahí van:

 

Primero, los soldados de plástico de la feria o comprados en la persa por $1000 eran mejor que una PS5, al menos parecían soldados, venían heridos de guerra y las historias las sacábamos de videos de Youtube, esperen, ¡NO!, las historias tocaba inventarlas: “¡El Comandante manco de la compañía del albo campeón rescato a sus aliados incontables veces!”.

Segundo, cuando tocaba quedarse jugando a la escondida, al paquito ladron o una buena pichanga a cambio de un buen reto en casa siempre valió la pena; y desgraciado el que se llevaba la pelota por ir tomar tecito (¡A ti te lo digo Boris!). 

 

Tercero, les confieso que me encanta coleccionar cosas de otra época, como quien abraza el recuerdo de las primeras borracheras o el de cuerpos tendidos sobre las sabanas en invierno en un intento por no dejarlos ir. Me aferro a mi infancia análoga: llena de  soldaditos de juguete, bolitas, los Caballeros del Zodiaco piratas, dos capítulos de Oliver Atom, tardes de dominó con el abuelo, la gran Capital o Risk con los primos, y por qué no Dungeons & Dragons y Magic.

Prefiero una amarga cerveza helada o un té remojado en tetera metálica, entre discos de vinilo, CDs o casetes, juego de mesa “modernos” atrapar ese momento –efímero de la ruta 3- en el presente, traer de vuelta lo concreto de los 90’s a una época liquida saturada de espotifai, yutub, amazon praim, necflix y fornai

 

Un sorbo en nombre del Maestro Rochi y por un mundo que viene incompleto en baja calidad (LO-FI), que ofrece preguntas, y no Yahoo respuestas, lleno de defectos, bugs y easter eggs (No saturado de Hi5), junto a las cucarachas, las rocas que caen, Kramer, Keisling y Jordy Adan (¿Por qué no?). Entramos al Valhalla de los 90s.

 

¡Salud en baja calidad!





Escrito por MASO