Atypical: Una serie atípica en todo sentido - Generación Geek

Novedades

Banner

viernes, 4 de enero de 2019

Atypical: Una serie atípica en todo sentido

En agosto de 2017 se lanzó "Atypical" en la plataforma Netflix, serie escrita y producida por Robia Rashid (How I Met Your Mother, Los Goldbergs), la cual ya cuenta con una segunda temporada, estrenada en septiembre de 2018, y cuya tercera ya fue confirmada para fines de este año por la misma plataforma.



El cómo llegué a esta serie fue una extraño suceso, ya que, luego de ver una extraña mezcla de comedias-románticas y series psicológicas, quise darle una oportunidad a un género diferente, a una serie con un nombre atípico (ba dum tss) y cuya descripción me llamaba mucho la atención, debido a que el protagonista era un muchacho con trastorno autista, Sam.

La serie en general nos muestra como Sam, a sus 18 años, comienza a interesarse en las relaciones románticas, en querer saber qué se siente tener una novia, e incluso cómo es tener sexo, lo cual genera conflictos y situaciones nuevas en el entorno familiar, que se compone por: 
-Elsa, su madre. Una ama de casa que se ha preocupado toda la vida de Sam, llegando a ser sobreprotectora.
-Doug, su padre. Se la pasa trabajando y no sabe cómo relacionarse con su hijo.
-Casey, su hermana menor. Ella es quien trata a Sam normalmente, lo cuida y defiende.

A lo largo de la serie podemos ver como Sam, al interactuar su familia, terapeuta, amigos, compañeros de escuela y otras personas con su condición, va tomando decisiones claves por si solo, y comienza a ser independiente casi en su totalidad, lo cual trae consigo que se equivoque y tenga que enmendarse, tenga logros en diferentes áreas, ocupe analogías sobre el comportamiento de animales del ártico, (en especial pingüinos), así como también que los otros personajes tengan historias paralelamente, se caigan y se levanten, e incluso sean influenciados por el mismo Sam.

Sinceramente, la serie me llegó profundamente, tanto por ser algo novedoso, como por la temática, las relaciones que muestra y, sobretodo, por que tiene momentos en los que podrías estar llorando y de la nada te comienzas a reír. Una serie totalmente atípica. Además, según he leído, hay asociaciones relacionadas con el tema del autismo que la recomiendan para mejorar el entendimiento sobre patrones de comportamiento y modo de vida. Incluso yo se la recomendé a una compañera de trabajo que tiene un hijo de 12 años que tiene esta condición: la vieron en familia y la recepción fue de la mejor.

Se las recomiendo totalmente. La primera temporada tiene 8 capítulos, y la segunda 10, cuya duración es aproximadamente 30 minutos cada uno.


Escrito por Sebastián Q.