Discriminación y Prejuicio en el Mundo Ñoño - Generación Geek

Novedades

Banner

domingo, 9 de junio de 2019

Discriminación y Prejuicio en el Mundo Ñoño

 [Publicado el 24 de enero de 2019]

Uno como ñoño / geek / otaku / fanático siempre ha tenido que vivir con el prejuicio o discriminación de otras personas, con frases como:

-¿No estás muy grande para andar viendo monitos?
-¿Todavía compras juguetes?
-Deberías dejar de comprar poleras de series y comprarte mas ropa acorde a tu edad.

Es típico que por demostrar tu fanatismo al mundo entero te traten de perdedor (muy de película gringa), de virgen, de inmaduro, etc.




Pero, por lo que he visto y vivido, esta discriminación no solo viene desde el exterior, sino que incluso puede ser mayor dentro de los propios pares, donde para algunos no es "digno" de un ñoño el hacer cosas "no ñoñas", como salir a bailar, escuchar música urbana, practicar algún deporte popular como fútbol o basketball, o incluso ir a la iglesia los domingos.

Y lo que digo es porque yo mismo he caído en ese prejuicio. Por ejemplo, en mis círculos de amigos estaba acostumbrado a que fueran todos sedentarios, escucharan rock, y que la mayoría tuviera poca preocupación por su aspecto o presentación personal (desde tipos que apenas se bañaban, y algunos que andaban toda la semana con la misma polera o que les valía verga peinarse o no).

Al salir al mercado laboral, comencé a juntarme con amantes del anime que eran bailarines de zumba, que eran cracks del futbol o que eran amantes del reggae. Entonces me di cuenta de que estaba siendo igual o peor de lo que la gente era conmigo: así como yo decía ser una mezcla rara de gustos, los demás también podían serlo. Ellos crecieron igual que yo viendo anime en el Club de los Tigritos e Invasion, creyéndose un caballero de  zodiaco, tratando de hacer el "Kame Hame Ha", consiguiéndose películas en VHS y CD, era yo el que eligió auto encasillarme como un "ñoño", y el que estaba mal por dejarme contaminar por un mundillo toxico.


¡Tú eras el Elegido! ¡El que destruiría los prejuicios, no el que se uniría a ellos! ¡El que vendría a traer la libertad a la Ñoñeza, no a hundirla con pensamientos weones!

Normalmente, cuando uno piensa en la música urbana (rap, reggaeton, cumbia, etc) lo asocia inmediatamente a alguien "flaite", y puede ser prácticamente cuestionado tu nivel de ñoñeza si escuchas diariamente alguno de estos estilos, a menos que estés en una situación de carrete o junta con tus amigos y pongan unas canciones para webiar o ambientar alguna situación. ¡Pero lo curioso es que se saben las canciones! 

Algo me dice que podría llegar a ser un placer culpable, de esos que te pones los audífonos para escuchar Amar Azul y actúas como si fuera Metallica. Un ejemplo de esto que describo es algo ocurrido hace 2 años en unos eventos de la V Región de los que fui participe como parte de una radio online, la cual tenía un stand donde poníamos música, animábamos a la gente y hacíamos concursos de karaoke. Cualquier stand que ponga música en un evento otaku pondrá openings o endings de series, rock o pop japones, y hasta quizás canciones de Disney, y lo que nosotros hicimos, que fue digno de un experimento social, fue pasar de Cha La Head Cha La (Opening de Dragon Ball Z) a poner Yo Tomo (Vino y Cerveza) de Amar Azul, seguido de éxitos de Ráfaga, Hechizo, Amerikan Sound, entre otros, luego Axé Bahia y otros éxitos de los tiempos de Mekano, hasta finalizar con un poco de REGGAETON... ¿Y qué hizo la gente? Ponerse a cantar y bailar: el experimento resultó.

Esos mismos que tanto critican y tildan de flaites a los conocen esa música cantaban y bailaban, e incluso pedían el micrófono para cantarlas o hablaban con el DJ para pedir temas.




Hace unos días se me ocurrió ver la serie de Netflix "Nicky Jam: el ganador", donde cuentan la historia de como llega a la fama y fracasos del artista de reggaeton Nicky Jam. Le cuento a mis amigos que la serie es interesante y lo primero que me dicen fue "¿Estás webiando, verdad?".

¿Es que acaso no somos libres de escuchar la música que queremos y nos gusta sin poder ser encasillados dentro de un estilo? ¿Pierdes puntos o credibilidad dentro de una "tribu" o grupo por hacer cosas que no están normalmente ligadas o asociadas a este? Así como cada uno es único (aunque tengas un mestizo o un doppelganger), tus gustos y la mezcla de estos también lo deberían ser.


Nunca dejes que nadie te diga que no puedes ser un "otaku cumbiero", ni siquiera tu mamá ¿Ok? Si tienes sueños con tus waifus bailando Amar Azul protegelos. Las personas que no son capaces de hacer algo así te dirán que tu tampoco puedes. Si quieres ser único y diferente, sé y punto.


Escrito por Sebastián Q.

*Un Star Wars fan, amante del anime, que ve fanmades de "Undertale" y "Five Nights at Freddy's" con su hija, fanático de las Supernova, que va a bailar a Blondie, juega FIFA y conoce las últimas canciones de reggaeton que han salido.

**Nota del editor: Y del que nos avergonzamos :)