Reseña: Age of War - Generación Geek

Novedades

Banner

lunes, 14 de enero de 2019

Reseña: Age of War

Hace tiempo estaba en busca de un juego de mesa que fuera rápido de explicar, se pudiera jugar de mas de 2 personas, y fuera fluido, y así es como llegué a Age of War, que con pocos elementos se vuelve un juego entretenido. Este juego fue diseñado por Reiner Knizia (Medici, Tigris y Eufrates, Ra, El Señor de los Anillos), uno de los mas importantes diseñadores de juegos de mesa en la actualidad.



El contexto del juego es que cada jugador controla un ejercito imaginario que debe capturar o conquistar castillos del Japón Feudal, los cuales tienen un cierto puntaje y cuando no quedan mas, se deben contar los puntos para decidir un ganador. ¿Como hacemos esto? ¡Pues con dados! Contamos con 7 dados cuyas caras tenemos:



-Un casco Samurai (Shogun)
-Samurai a caballo (Jinetes)
-Arco y flecha (Arqueros)
-1, 2 o 3 katanas (Guerreros)


Con esta tirada podemos darnos cuenta de cuál Castillo "atacaremos", ya que cada uno pide un coste diferente. Y si con la primera tirada no nos alcanza, podemos tirar nuevamente manteniendo los que nos sirven, y de los que sobran descartando uno. Además, hay que agregar que los castillos tienen colores que los encasillan dentro de una "facción" y que al "conquistar" a todos los de un mismo color, el puntaje aumenta.


Lo interesante del juego es que, junto con planificar estrategias sobre qué Castillo deberíamos tratar de capturar para beneficio propio o para aguarle la fiesta a tus rivales y poder "atacar" los Castillos neutrales (en medio de la mesa), también puedes robar los castillos en manos de tus oponentes, con la diferencia de que debes agregar un dado con el símbolo de Samurai rojo (Shogun) a tu tirada.

Las veces que lo jugué, yo, al menos, me enfoqué en tratar de juntar castillos del mismo color y así asegurar puntos, y cuando veía que los otros jugadores estaban cerca de conseguir reunir un mismo color, se los quitaba. Creo que en una partida estuvimos más de 20 minutos tratando de robarnos castillos entre todos, sin tocar los del centro de la mesa, teniendo en cuenta que cuando se acaban estos, se acaba la partida. Y entre más jugadores, más competitivo se vuelve.

Este juego es posible jugarlo desde 2 personas hasta 6. Un juego totalmente recomendable, donde si bien es cierto los dados determinan tu suerte, la estrategia que utilices es la que te llevará   a la victoria.


Escrita por Sebastián Q