Misión Imposible: Acción Sin CGI - Generación Geek

Novedades

Banner

jueves, 7 de febrero de 2019

Misión Imposible: Acción Sin CGI


El cine de acción ha tenido un resurgimiento en los últimos años. Si hay una cinta que podemos agradecer por esto es John Wick, la cuál se deshizo del estilo de cámara en constante movimiento y que abusa de los cortes rápidos. Sin embargo, hay un actor que ha optado por evitar los engaños de cámara desde hace varios años. Este actor es Tom Cruise.

Si bien la vida personal de Cruise ha manchado su reputación, es imposible negar su disposición a ponerse en riesgo para entretener a la audiencia con secuencias de acción, y sobre todo en la saga Misión Imposible, donde cinco directores han estado tras la cámara para aportar con un estilo particular, siendo Christopher McQuarrie el primero en repetirse el plato (con Nación Secreta y Repercusión). Pasamos por el thriller de Brian De Palma, la acción dramática de John Woo, el misterio de J.J. Abrams, y la elegancia de Brad Bird antes de esto.


McQuarrie es un colaborador frecuente de Cruise: trabajaron juntos en Jack Reacher antes de colaborar en esta saga, y también lo hicieron en La Momia (McQuarrie fue uno de los guionistas) y Al Filo del Mañana. El cambio de estilo se nota: las escenas de acción son brutales, rápidas, y bien editadas. Siempre sabemos lo que está pasando y conocemos el espacio en el que está pasando todo.

Sin embargo, debemos dar a Cruise el crédito que merece: muchas de las escenas más peligrosas han sido filmadas contra la voluntad de directores y compañías aseguradoras. Lo único que cambia de la filmación al estreno son los cables de seguridad, los cuales son borrados digitalmente durante la post-producción.


Escenas como la escalada del Burj Khalifa, el despegue de un avión con Cruise colgando, e incluso la persecución en helicóptero son totalmente reales, salvo por la presencia de elementos de seguridad que son borrados posteriormente mediante CGI. Este tipo de acción es algo que desapareció por mucho tiempo del radar, pero que aquí siempre se ha mantenido viva.

La más reciente entrega, Repercusión, contiene una escena en la que Ethan Hunt y August Walker, interpretado por Henry Cavill, son vencidos en una pelea por un oponente identificado como John Lark. Sin embargo, todo está filmado de forma que vemos que cada uno tiene un estilo de pelea diferente: Hunt golpea con ataques cercanos y precisos, Walker usa la fuera bruta, y Lark es un artista marcial clásico.


McQuarrie dijo, y colocó en el guion, que el estilo de pelea de ambos se compara a un escarpelo y un martillo, y esta escena lo demuestra. Este tipo de escenas son el resultado de buena coordinación de escenas de riesgo y actores dispuestos a hacerlas realmente.

Ahora, se ha confirmado que este director estará a cargo de las dos próximas entregas de la saga, por lo que espero que se mantenga esta filosofía de acción brutal y bien editada, y que ha consolidado esta saga como un referente para los efectos especiales prácticos.

Escrito por Mario