Series Que han Durado Demasiado - Generación Geek

Novedades

Banner

jueves, 21 de febrero de 2019

Series Que han Durado Demasiado



Ver una serie es una aventura en sí misma: cuando las series son buenas te introduces en la trama, empatizas con los personajes y cada giro argumental te deja sin aliento. Por esto uno queda con una sensación de desamparo tremenda cuando una serie termina, e incluso los finales de series nos dejan una amarga sensación en la boca debido a que no quisiéramos que terminaran. 

Sin embargo, hay otra posibilidad, que es cuando los creadores no saben dar un cierre por todo lo alto a sus series, creando finales que no concuerdan con el desarrollo de la serie. Sin embargo, el motivo de este artículo es para hablar del otro extremo: series que se han alargado hasta el nivel del hartazgo, que ya perdieron la magia inicial y que su única razón de ser es aumentar las arcas de los creadores de dichas series.

1) The Big Bang Theory

The Big Bang Theory anunció que terminará este año, pero se hace necesario incluirla debido a que ha ido perdiendo la magia. Chuck Lorre tiene la gran virtud de crear buenas sitcom como Two and a Half Men y la que ahora nos ocupa. Sin embargo, también tiene la mala costumbre de sobrexplotar sus creaciones.


The Big Bang Theory partió con una premisa bastante interesante de mostrar a 4 nerds clásicos y sus intentos de desenvolverse con otras personas, tanto de su núcleo de nerds como personas lejanas a ese mundillo. Sin embargo, entre las temporadas 6 y 7 pudimos notar que la fórmula de esta serie se había agotado. El hecho de que la gran mayoría de los personajes tuvieran pareja convirtió a TBBT en una sitcom genérica, por lo que ha ido perdiendo a su audiencia paulatinamente.



2) The Walking Dead

La serie de los muertos vivientes es un auténtico zombie en la parrilla televisiva. Si bien sus cifras de audiencia son envidiables para cualquier serie, la merma de la calidad de los capítulos es notoria. La mayoría de los capítulos son lentos e intrascendentes, dejando los momentos de tensión dramática en los cliffhangers para siguiente capítulo o la siguiente temporada. Esta serie se sostiene únicamente en su fanbase, pero en cuanto a argumento es bastante tediosa y repetitiva.

3) Los Simpson

¿Qué más se puede decir de una serie que ya tiene más de 30 temporadas al aire? Nada: es un ícono en la cultura pop con la cual muchos crecimos. Todos amamos ver las tonterías de Homero Simpson y compañía, pero el camino de esta serie ha ido en absouluta decadencia. 

Las razones de sus declive dan para una columna completa, ya que se han erigido múltiples razones para explicar este fenómeno, pero en donde todos concordamos es que Los Simpson persiste únicamente por el nombre: los capítulos nuevos son sosos, sin sentido, y con una falta evidente de creatividad en los chistes. Esta serie debería concluir para salvaguardar su legado, el cual ha sido destruído por las nuevas temporadas.


4) How I Met Your Mother
Esta serie duró demasiado en dos sentidos: duró dos temporadas más de lo que debió durar, ya que las temporadas 7 y 8 tenían demasiado relleno, incluso cuando había momentos sueltos de genialidad por parte de los guionistas. Por otra parte, su último capítulo deshizo muchos avances en el desarrollo de los personajes, y duró 3 minutos más de lo que debió haber durado.
Si bien entendemos que la idea del final era mostrar que Ted Mosby siempre seguiría adelante, sin importar lo que pasara, los creadores de la serie no supieron admitir que la serie evolucionó más allá de lo que concibieron en un principio, y se encerraron en la idea de mantener el final que planearon cuando empezó la serie.


5) Dexter
No sé cómo fue que pasó, pero después de la tercera temporada de Dexter, no fui capaz de seguir avanzando al ritmo usual. Sin embargo, viendo momentos sueltos de la serie, y me bastó para darme cuenta de que la magia de la serie se había evaporado completamente.
Es más: cuando vi el final de la serie, quise viajar a Estados Unidos y golpear al escritor de dicho capítulo, que terminó fingiendo la muerte de su protagonista de forma tal que hizo que las escenas más emotivas de la serie se fueran al diablo.

.

Escrito por Miguel y Mario.