Alita: Battle Angel - Sin Justicia para el Manga - Generación Geek

Novedades

Banner

jueves, 7 de marzo de 2019

Alita: Battle Angel - Sin Justicia para el Manga




Si viste la versión americana de Dragon Ball y Avatar, puedes añadir este filme a la lista de malas adaptaciones que incluso Netflix pudo haber hecho mejor. Esta película tiene el descaro de señalar que está basada en el manga GUNNM de Yukito Kishiro, por lo que vale la pena hacer un breve repaso al manga.

Antes que nada, GUNNM es un manga del género cyberpunk creado en los años 90 (1991 a 1995), cuya protagonista es Alita (Gally es su nombre en la versión original). El manga es considerado un referente de su género en la actualidad, y hace poco fue llevado a la gran pantalla por Robert Rodriguez, con el guion de James Cameron y Laeta Kalogridis.





La historia transcurre en La Ciudad de los Desperdicios, que, esencialmente, es el basurero de Salem, la ciudad flotante. Todo comienza cuando Ido Daisuke, quien comparte dos “profesiones” (la de cibermédico y cazador-guerrero) encuentra en el depósito de chatarra un cyborg con un cerebro milagrosamente conservado: Alita. Él le da un cuerpo y un nombre, ya que Alita no recuerda absolutamente nada. A pesar de que Ido la considera una hija que sólo debería preocuparse de ser hermosa, los instintos de lucha de Alita son mayores, y luego de una batalla que destroza su cuerpo, el doctor decide instalar un cuerpo de guerra en ella, llamado “Berserker”, que mantuvo oculto por ser una peligrosa arma militar. 

La fórmula de cada volumen es sencilla: Alita debe luchar hasta vencer a su enemigo y sobrevivir al intento. Además, cada vez que pelea y ocupa su Panzer Kunst (técnica marcial de Marte), se acerca un poco más a su identidad, ya que en ocasiones le vienen pequeños flashbacks a la mente. En resumen, a pesar de “tener un alma pura” por no poseer recuerdos, Alita debe luchar para recuperar su identidad, convirtiéndose así en una especie de "viaje del héroe", pero con un tono más deprimente, como se puede apreciar a lo largo de la trama (como buen material de los 90).





Ahora, refiriéndonos a la película dirigida por Robert Rodriguez, es difícil condensar el mal sabor que te deja en la boca. El cine norteamericano suele tener cierta fórmula para elaborar sus películas, y ésta no fue la excepción: Alita: Battle Angel tiene un poco de romance adolescente, de drama, y, por supuesto, mucha acción. No importa si la trama o el guion tienen algo de sentido, lo que importa es que no falten los ingredientes de dicha fórmula que tanto vende.

La impresión general de la película es que cayeron en el refrán “el que mucho abarca, poco aprieta”. Esto se nota porque, de partida, revelan casi de inmediato la identidad real de Alita, quien básicamente no es una guerrera por naturaleza, sino que una adolescente caprichosa versión cyborg. Además, tomaron a varios personajes y los moldearon a su gusto, como también incluyeron a otros que son relleno añadiéndole más relleno, como el caso de Chiren, que aparece en los OVAs pero no en el manga. 

Otro de los cambios más significativos fue el de Ido, quien en el filme ostenta el nombre de “Dyson”, que parece una especie de abuelo más que un cazador-guerrero de mediana edad como en el manga o el OVA, creándole, además, una excusa bastante burda de por qué decidió cazar criminales, cuando la razón era mucho más simple. En este punto, ya se puede notar que la película fue creada para público infantil, porque toda la “oscuridad” de la historia de Alita fue removida. Los cambios argumentales no se quedan ahí, claro está, puesto que Ido no es el único personaje afectado, porque todo esto tiene como objetivo demostrar que la adolescente rebelde de Alita va librar una batalla contra la mismísima Salem, para enfrentarse con el doctor Desty Nova, que lo simplifican como “Nova”, a pesar de que en la trama original él también fue expulsado de Salem como Ido.






Es cierto que las adaptaciones al cine no necesariamente deben ser igual al manga, libro o animé en el que se basan, pero si se va hacer un fan fiction (como en este caso), por lo menos se podría trabajar más en el guion, ya que los diálogos son bastante flojos y en algunas escenas bastante trillados. Da la sensación que no tiene ni pies ni cabeza por una razón muy simple: algunos personajes sobran (como la ayudante de Ido, quien no existe ni en el OVA ni en el manga). Y sobran porque no están bien trabajados, porque el guion no logra darle carácter a casi ningún personaje. 


Pero no todo es guion y trama en una película, sobre todo si es de acción. El problema es que las escenas de acción tampoco están bien logradas. Esto se debe a que la música es casi inexistente: si está, no la notas, y cuando está no parece acorde a la escena. Lamentablemente, la música es un factor importante dentro de una película, sobre todo si es de acción, ya que le da fuerza e intensidad a la escena, pero en esta película no pasa esto, llegando al punto de que algunos sonidos que acompañan a los golpes los hacen parecer falsos.

Tal vez si la película hubiera sido para adultos, las cosas hubieran sido diferentes, porque no se habría omitido lo esencial de la historia de Alita (la dura supervivencia en un basurero), no habría hecho falta cambiar prácticamente a todos los personajes para hacerlos encajar a la fuerza en una trama con un pobre guion, para finalmente convertirla en una película más que pasará sin pena ni gloria.

Pero, no todo puede ser negativo, ¿verdad? La película tiene muy buenos efectos especiales en las escenas de acción, aunque, ¿qué película no los tiene hoy en día?






Escrito por Javiera