Corruptia: Un Juego de Política No Basado en Hechos Reales - Generación Geek

Novedades

Banner

lunes, 4 de marzo de 2019

Corruptia: Un Juego de Política No Basado en Hechos Reales

Si hay un juego que ha dado que hablar dentro de la comunidad de jugadores este último tiempo, sin dudas es Corruptia, creado por Cami Muñoz Villar y Feño Casals Caro, ilustrado por Mala Imagen, y distribuido por Fractal Juegos. El juego ya va en su segunda edición, y se está preparando una expansión.



Corruptia nos sitúa en un contexto totalmente político-legislativo, donde cada jugador es un "honorable" Senador de la República (cualquier república, no tiene porque ser Chile), quienes, alrededor de una mesa, presentan proyectos de ley. Estos pueden ser aprobados o no por la mayoría. Pero ¿Cómo podríamos asegurar de que apoyen nuestras propuestas? Pues, con chantajes (Boletas falsas, Conexiones con la mafia, Manipulación de encuestas, etc), y con una regla muy importante que tiene este juego: Todo es negociable: fichas, favores, chantajes, colusiones, etc (Claramente algo muy ficticio...)

¿Cuál es el objetivo? Cada senador tiene en su mano una agenda de proyectos en los cuales tiene intereses, y al final de la partida gana el senador cuya agenda secreta (mano) tiene mas puntos. En otras palabras, gana el senador se mueve solo por sus intereses, cosa obviamente sacada de la ciencia ficción. 



El día jueves 21 de febrero asistimos a un "Playtesting" de la expansión de Corruptia, donde aprovechamos de aprender a jugarlo y conocer a sus creadores.


Feño y Cami los creadores


Además de que la premisa del juego es novedosa y entretenida, se nota un trabajo bien prolijo en cuanto a la estética del juego y los materiales utilizados para su confección. La paleta de colores es llamativa y los apitutados (figuritas) son de buena calidad.



Es un juego totalmente recomendado para jugarlo con tus amigos, en especial si son 4 o 5. Sin dudas se van a reír mucho, especialmente en el momento de presentar un proyecto de ley y tener que convencer a los demás, por que a veces la labia es suficiente para obtener el apoyo necesario.





Escrito por Sebastián Q y Miguel.