Camino a Endgame: Thor - La Caída de un Dios - Generación Geek

Novedades

Banner

lunes, 15 de abril de 2019

Camino a Endgame: Thor - La Caída de un Dios

 
La mitología es una gran fuente de historias, ya que son los relatos que inspiran culturas enteras, y también sirven para entender como es la vida que llevan. Thor, dios del trueno de la mitología nórdica, ha vuelto a ser relevante, pero esta vez como un súperheroe, aunque también se le ha adaptado para representar valores más modernos, con un arco importante dentro del MCU.

Thor comienza cuando se la ascensión del personaje al trono de Asgard es interrumpida por los gigantes de hielo, por lo que el dios del trueno decide viajar a Jotunheim para atacarlos en venganza. Tras esto, Odin lo destierra de sus poderes y lo envía a Midgard (Tierra), ya que su actitud no es digna de un futuro rey.

En este planeta, Thor aprende la humildad y el sacrificio cuando él y los científicos con las que entabal amistad son atacados por su hermano, Loki, quien ha ascendido al trono al enfermarse Odin. Aquí podremos ver, también, que el arco de Thor conlleva el dilema de si ascender al trono de Asgard es su destino o no.

Loki es el responsable de gran parte de las acciones de Thor a lo largo de la trilogía, ya que se descubre que él fue quien permitió el ataque de los gigantes de hielo, y luego descubre que él también es parte de esta raza, siendo adoptado por Odin en la esperanza de terminar la guerra entre ambos reinos. Tras la lucha con Thor, Loki cae al vacío y se le presume muerto.

En Los Vengadores se revela que Loki no ha muerto, y que planea atacar la Tierra con el ejército Chitauri y el cetro provisto por Thanos. Thor viaja al planeta y contribuye a derrotar a su hermano, a quien intenta convencer de desistir de sus planes, pero sin éxito. Esto lleva directamente a los eventos de Thor: El Mundo Oscuro, donde Loki es encarcelado en Asgard.

Thor descubre que la doctora Jane Foster ha sido poseída por el Aether, que es una forma líquida de la gema del infinito de la realidad, la cual es buscada por los elfos oscuros para destruir el universo. Thor enlista a Loki para derrotarlos, pero Loki termina fingiendo su muerte para suplantar a Odin nuevamente, pero esta vez de forma encubierta. Thor rechaza el trono, y vuelve a Midgard, donde se reune nuevamente con Jane Foster.

Durante su estadía en la tierra, podemos ver como Thor es víctima de Scarlett Witch en los eventos de Age of Ultron, donde tiene una visión que vaticina el Ragnarok, que es el fin de Asgard y la muerte de los dioses. Tras invocar magia antigua, también descubre que los Vengadores han entrado en contacto con varias de las gemas del infinito, por lo que podrían ser parte de algo mucho más grande.

Es recién en Thor: Ragnarok donde veremos una evolución real en Thor, y es gracias a que lo veremos humillado y despojado de todo lo que alguna vez tuvo: su padre, su tierra, y su martillo. También, veremos que su arco con Loki cambia: ya no existe preocupación o un intento de hacerlo cambiar, sino que Thor demuestrra indiferencia hacia lo que haga o le pase a su hermano, por lo que la relación entre ambos cambia cuando Loki es desenmascarado tras años pretendiendo ser Odin.

Tras la muerte de Odin, los hermanos deben hacer frente a Hela, la diosa de la muerte que fue encarcelada por Odin para detener la masacre de conquista a lo largo del cosmos. Es interesante observar el trato que tenía Odin con Hela y con Thor: su estilo de crianza varió con ellos en relacion a sus intereses. Cuando Odin era codicioso y tenía hambre de conquista, crió a Hela como un arma de guerra afin a sus intereses, hasta que Hela se volvió demasiado peligrosa por su culpa y la encierra, convirtiéndose en un dios más sabio y contemplativo, que son valores que buscó traspasar a su hijo Thor. Con esto cobra sentido la reaccion de Odin cuando Thor ataca el reino de los Gigantes de Hielo, porque, como padre, no quería cometer el mismo error con Thor.

Thor es transportado a Sakaar, donde se enfrenta a Hulk y es brutalmente humillado en el duelo de gladiadores, pero logra escapar y regresar a Asgard a tiempo para salvar a su gente, pero se da cuenta de que la única forma de detener a Hela es causando el Ragnarok y destruyendo Asgard. Pese a lo último, Thor se convierte en el rey de Asgard, aceptando su destino y buscando un nuevo hogar para su gente, o eso es lo que parece.

Al inicio de Infinity War, los refugiados de Asgard son masacrados por Thanos, quien busca obtener la gema del espacio que va a bordo de la nave. En el proceso, Loki es asesinado y Thor es dejado a morir hasta ser rescatado por los Guardianes de la Galaxia, para luego emprender el camino a Nivadellir junto a Rocket y Groot, debiendo soportar el poder de una estrella para forjar una nueva arma.

Quizás esta última película contiene el diálogo más importante de toda la saga para el personaje: Rocket pregunta a Thor cuál es su motivación, a lo que Thor responde que todos los que amaba están muertos, pero se pregunta qué más podría perder, dándole un tinte trágico a su arco, el cual se completa cuando la arrogancia de Thor y la necesidad de cobrar venganza hace que desperdicie la oportunidad de matar a Thanos, convirtiendo este rasgo del personaje en la caída de su propia tragedia.

Thor es una personaje que tuvo mucho tiempo sin ser manejado adecuadamente, pero completó un arco bastante complejo en dos películas, el cual era el arco originalmente planteado en su primera aparición. Ahora, no es el deber de impedir la tragedia lo que lo motiva, sino que el deseo de venganza por todo lo que Thanos ha causado en su camino.

Escrito por Mario.