Anthem y El Colapso de Los Juegos Como Servicio - Generación Geek

Novedades

Banner

miércoles, 15 de mayo de 2019

Anthem y El Colapso de Los Juegos Como Servicio

Un término que se ha popularizado en la industria de los videojuegos en los últimos años es el de "juegos como servicio", que se refiere a los juegos que están pensados para lanzarse y seguir siendo actualizados de forma continua, ya que se planifican como plataformas en lugar de como juegos. Este modelo se volvió popular gracias a Destiny, pero tiene problemas inherentes.


Pensemos en esto primero: antes de la generación de consolas de Xbox 360 y PlayStation 3, los juegos se lanzaban y eso era el final del proceso de desarrollo. Hoy en día, los juegos suelen ser actualizados después, por lo que es normal ver juegos con parches lanzados el primer día. También, gracias a las instalaciones que los juegos requieren hoy en día es normal ver un montón de juegos con contenidos descargables adicionales (DLC), que añaden contenido pagado.

El modelo de los DLC se popularizo de forma definitiva con L.A. Noire, que fue el primero en vender un pase de temporada que da acceso a todos sus contenidos, y esto se contagió a toda la industria, con juegos que cortan contenido con tal de venderlo después. El peor exponente de esto fue Capcom, que llegó a cortar el final de Asura's Wrath para venderlo posteriormente.

También, se pasó a incluir micropagos, que son pequeñas transacciones que se pagan con tal de desbloquear algunos contenidos. Esto se originó en la industria de los juegos para celulares, y se pegó a los juegos de consolas y PC de forma rápida y brutal. Finalmente, este modelo y el de los DLC dio origen a los "juegos como servicio", que las empresas justifican como una forma de extender la vida útil de los juegos, pero que termina siendo solo una forma de ganar más dinero a costa de los jugadores.

Sagas como Destiny, The Division, Call of Duty, y Battlefield han adoptado este modelo, ya que genera grandes ganancias, siendo EA y Activision quienes se han mostrado más a favor de este modelo, lo cual coincide con las prácticas anti-consumidor que se han implementado en sus juegos, llegando al punto de que Call of Duty: Black Ops IV cobró un dolar por una mirilla de punto rojo.

Ahora, el colapso del modelo se vuelve inminente gracias a Anthem, juego de Bioware y publicado por EA. Bioware es conocida por sagas como Mass Effect y Dragon Age, pero es sabido que EA presionó a la compañía a crear un juego multijugador que pudiera adoptar el modelo de juego como servicio. Luego del historial de juegos como Battlefield V y Star Wars Battlefront II era de esperar que el juego fuera un desastre, y así fue.

Todo partió con la posibilidad de jugar el juego una semana antes para quienes lo reservaran, lo cual no es tal, sino que es un retraso de una semana para los compradores generales. Posteriormente, el juego se lanzó y obtuvo bajas notas de la prensa especializada (55-65 en Metacritic) debido a sus problemas técnicos (que incluyó el causar la muerte de consolas PS4) y falta de contenido.

Siendo un looter-shooter (juego shooter que premia el completar misiones con botín), el juego es notorio porque el arma inicial dada a los jugadores es la más poderosa del juego, además de que se ha eliminado un bug que mejoraba notoriamente la cantidad de botín que los jugadores reciben, que fue algo criticado por los jugadores.

El último clavo en el ataud fue un reportaje de Jason Schreier, que reveló detalles del turbulento desarrollo del juego, que causó serios problemas emocionales a los empleados de Bioware, además de problemas con la política de EA de usar el motor Frostbite para todos sus juegos, lo cual generó serios problemas para el estudio. El artículo fue pobremente desmentido por las gerencias de EA y Bioware, pero contó con suficiente evidencia por parte de ex-empleados de la compañía para demostrar su veracidad.

Desde entonces, la tierra que ha cubierto el ataúd es el retraso de nuevas actualizaciones y la eliminación de mecánicas de juego que suplían la falta de botín que estaban recibiendo los jugadores, lo cual ha causado la pérdida de seguidores en la comunidad oficial de juego en Reddit, y una baja de espectadores del juego en Twitch.

Ahora, el gerente general de EA indica que abandonarán los modelos de comercialización tradicionales, lo cual fue percibido como decir "buscaremos nuevas formas de instaurar prácticas anti-consumidor", por lo que muchos ya abandonaron su fe en una posible redención de la editora. De momento, este fracaso indica que una carencia de contenidos y problemas estructurales de juego no pueden ser arreglados posteriormente, por lo que no sería raro ver un abandono de este modelo en los próximos años, aunque la única forma de garantizarlo es con nuestras billeteras.

Escrito por Mario.