Raziel: Espectro Vengador - Generación Geek

Novedades

Banner

viernes, 10 de mayo de 2019

Raziel: Espectro Vengador



En esta nueva columna me propongo a realizar un análisis de diferentes personajes de los videojuegos, y en esta ocasión he elegido a un personaje que llamó mucho mi atención cuando era mas joven, pues este tipo de personajes era algo novedoso y poco visto para la época: esa donde Nintendo se encontraba en su edad de oro y. fuera de la ardilla psicópata llamada Conker, no teníamos muchos personajes oscuros como protagonistas y para este inicio he elegido a Raziel, el protagonista de la saga Legacy of Kain: Soul Raver.

La historia de Raziel comienza en Soul Raver y se desarrolla en el mundo de Nosgoth. Se nos explica en la introducción del juego que este es un mundo gobernado por distintos clanes vampiricos encabezados por Kain, y cada cierto periodo de tiempo los vampiros evolucionaban para adquirir nuevos dones. Es en este punto que se nos presenta a Raziel en su estado vampírico, quien tiene el honor o la osadía de evolucionar antes que su señor, y al presentar sus alas adquiridas en su evolución ante sus hermanos y Kain, quien le arranca los huesos y lo arroja al pozo de los muertos. Luego de mil años de agonía, Raziel es revivido por el dios antiguo como espectro.

Durante el transcurso del primer juego, se le explica a Raziel que fue revivido con el fin de restaurar el equilibrio en Nosgoth y poder vengar su muerte. Con esto en mente, emprende su camino de venganza y adaptación a su nueva condición, convirtiéndose de esta forma en "el segador de almas" del dios antiguo. Raziel se embarca en su misión de matar a sus hermanos: Melchiah, Zephon, Rahab y Dumah, y, por supuesto, a Kain. 

En su primer encuentro después de revivir, este no se encuentra sorprendido, sino que lo estaba esperando con su espada segadora de almas (dato fundamental para la historia). Al tratar de cortarlo con su espada, que es conocida por devorar almas, esta se parte en dos y Kain escapa. Raziel consume el alma de la espada y esta se acopla a su brazo, y luego descubre que antes de ser vampiro fue un sacerdote Serafan (cazadores de vampiros), aumentado más su odio contra Kain.

Más adelante, se encuentra con Moebius, "el tejedor del tiempo", quien le indica que Kain se encuentra en el cronoplasto (una maquina del tiempo mágica), donde tienen su segundo encuentro. Aquí Kain le explica que él no es culpable de nada, porque todo estaba destinado, ademas de argumentarle a Raziel que los Serafan no eran nobles. Él logra escapar por un portal temporal y es seguido por Raziel.

Raziel contra Kain

En el segundo juego, Raziel viaja por el tiempo descubriendo mas cosas de su pasado y se nos da a entender que todo estaba destinado. Aún con sed de venganza, se embarca en la búsqueda de Kain para completar su misión, en la cual es guiado por Moebius. Durante su camino se le dice que él es el único ser que no esta sujeto al tablero del destino y goza del libre albedrío. 

En su búsqueda se da cuenta que los Serafan no eran nobles como pensaba, y que Kain tenia razón, pues da con el paradero de Jhanos, un vampiro primigenio quien le dice que su destino es ser el campeón vampírico que traerá el equilibrio nuevamente, pero su encuentro dura poco, pues son atacados por los Serafan que siguieron los pasos de Raziel, ataque que termina con la muerte de Jhanos. Raziel, furioso, va en búsqueda de venganza armado con la segadora de almas, dando muerte a sus hermanos y Serafans, dándose cuenta que fue él quien los condeno a ser revividos después por Kain. En este punto Raziel descubre una verdad inquietante: él era la entidad devoradora de la espada, y es por eso que la espada se rompe en su encuentro, pues la paradoja de consumir su propia alma es lo que lo salva de morir en su primer encuentro, y Kain toma la decisión de salvar a Raziel de su destino en un intento de cambiar la historia.

Ya para la última entrega, Raziel trata de escapar de su terrible destino, de ser consumido por la espada de Kain, por lo que se revela contra el dios antiguo, cansado de ser su marioneta. En este punto ya no quiere venganza, sino que evitar su final. A lo largo de su aventura, Raziel decide aceptar su destino y se deja absorber por la segadora para darle a Kain la posibilidad de restaurar el equilibrio perdido en el mundo.



Escrito por Brayan