Nefasto-Con: Un Reflejo de un Medio Nefasto - Generación Geek

Novedades

Banner

domingo, 2 de junio de 2019

Nefasto-Con: Un Reflejo de un Medio Nefasto




[Del 19 de Diciembre de 2018]

La Comic Con Chile, inspirada originalmente en el magno evento realizado en Estados Unidos, que reúne todo lo que un ñoño como uno desea, es un evento que se ha erigido como un referente de los eventos de temática ñoña en Chile debido a que en sus primeras versiones supo traer invitados de lujo como Christopher Lloyd (el querido Doctor Brown de la trilogía "Volver al Futuro"), que le valió en su minuto el aprecio del siempre exigente paladar ñoño.

En los últimos años, la calidad del evento ha estado en franca decadencia. Esta columna en particular surgió en base a que se filtraron los precios de los stands de los dibujantes, los cuales bordean los 10 millones de pesos chilenos (14747,00 dólares estadounidenses), lo cual es un absurdo teniendo en cuenta que el espíritu de disponer de este espacio es que los dibujantes puedan mostrar su trabajo al público, y más aún considerando lo reducido del mercado chileno y la precariedad que muchas veces sufren los ilustradores en Chile. Este precio impuesto por la producción es irrisorio y muestra la desconexión que existe con la realidad del mercado por parte de los organizadores.

Otro elemento que es necesario tocar son los invitados: la calidad de los invitados ha estado en declive en las últimas versiones del evento. Siendo bastante generosos, el último invitado que podía tener mediana repercusión fue Millie Bobby Brown, protagonista de la serie "Stranger Things". Quiero recordar también la lamentable parrilla de invitados de la versión del año pasado, la cual contaba con extras o personajes secundarios menores de las películas de "Harry Potter", queriendo así venderse como un evento Potterhead. Me parece un insulto cobrar por un Meet and Greet por ver a personajes con relevancia bastante circunstancial en la saga.

De hecho, todo esto llegó a un punto cúlmine el 2018, cuando varios de los invitados se restaron del evento, al punto de que esto se volvió una suerte de meme en las redes sociales. Cuando llegó la hora del evento, la gente se encontró con invitados que no parecían querer estar ahí, fallas en la organización, un lugar mal aprovechado, y comida a precios abusivos que podían duplicar lo que costaban en tiendas tradicionales. Esto llega a evidenciar otros problemas que posee este evento: uno ve que incluso en versiones anteriores ha sobrevendido las entradas, dejando gente con su entrada en la mano sin poder ingresar al evento, ya el espacio Riesco no da abasto en cuanto a infraestuctura y ubicación, y ni hablar del escandaloso precio de las entradas al evento.

En verdad son muchos los problemas que posee este evento, nosotros, como fanáticos, hemos ido a eventos de diversa índole y envergadura, y podemos perdonar a productoras emergentes que tengan este tipo de problemas, pero no a la Comic Con Chile, la cual tiene el descaro de usar el nombre del evento estadounidense laureado y reconocido a nivel mundial, y que tiene una calidad infinitamente superior.

En base a esto cabe preguntarse ¿como se sigue sosteniendo este modelo de negocios? Este modelo nefasto de negocios se sostiene únicamente por nosotros, los fanáticos, muchos de los cuales peregrinamos religiosamente en un evento que bordea la usura. La Comic Con Chile es una metida de mano al bolsillo del fanático que llega a ser grotesca. Los verdaderos ñoños hemos tenido que ver con desolación como este mundillo que amamos fue secuestrado por una productora inescrupulosa que se llena los bolsillos haciendo un evento mediocre como la Comic Con Chile, y que ha causado que el nombre de nuestro país sea visto con malos ojos a nivel internacional.


Los fanáticos parecemos no tener capacidad de crítica y organización para manifestar el descontento con un evento que se ha transformado en una estafa para nosotros, y, como si eso no bastara, la producción del evento esta utilizando a reconocidas figuras del mundo ñoño para mostrar que este evento nefasto está intentando mejorar. Me parece impresentable que estas personas-parásito tengan un precio tan bajo como para que avalen la Comic Con cuando es una ofensa a todo lo que nos gusta como ñoños, así que los invitamos abiertamente a cuestionar los valores de varias marcas, páginas, y "rostros" de nuestro país que, a cambio de unas acreditaciones o la posibilidad de tener su marca de forma visible en el evento, están invitando a sus públicos a darle una nueva oportunidad a un evento que se ha convertido en la epítome de todo lo que está mal con los eventos en nuestro país.

Escrito por Miguel.