Proyecto Géminis – Will Smith por partida doble ¿Un acierto tecnológico? - Generación Geek

Novedades

Banner

miércoles, 9 de octubre de 2019

Proyecto Géminis – Will Smith por partida doble ¿Un acierto tecnológico?




Al parecer todo el CGI en Aladdín, no fue suficiente para Will Smith y decidieron aplicar la máxima tecnología posible para Proyecto Géminis. La verdad es que este proyecto existe en la producción de Walt Disney desde 1997, pero ya que la tecnología no era suficiente por aquella época, debieron esperar hasta el 2016 para retomar la producción; con Ang Lee en la dirección, más los actores Mary Elizabeth Winstead, Benedict Wong y Clive Owen sumándose al elenco comienza el rodaje que nos presenta a Will Smith de 50 años vs Will Smith 27 años menor.

Henry Brogan, un asesino a sueldo comienza a tomar conciencia de lo que significa su trabajo y luego de un último tiro, decide retirarse. Por supuesto que la vida no es así de sencilla y es perseguido por un implacable sicario que sorprendentemente es su clon, Clay Junior. Si bien, el atractivo de la película es efectivamente su nivel de tecnología, dejando las escenas de acción con la vara más que alta para futuros films, pero… ¿Qué pasó con la trama? No quiero pensar que se quedaron con la historia del '97 y ya, es decir, si esperaron tantos años para lograr un buen resultado en los efectos, cómo no actualizar un poco la historia.



Conforme nos van presentando personajes, su historia, objetivos y características, más me voy convenciendo de que no lograré entrar o empatizar con ninguno de ellos. La narrativa de la película queda un tanto al debe y hasta se vuelve lenta a ratos, sobre todo cuando nos damos cuenta de que esta historia, aparte de estar más que repetida, no tiene nada nuevo ni nada que logre emocionarte. Lo que a mi parecer y poniéndome en el lugar de actriz, es algo terrible ver al personaje de Clay Junior, llorar, emocionarse, reclamar y decir textos que no llegan de ninguna manera, te hace sentir hasta una persona fría, porque lo único que quieres es que termine esa escena para continuar con la acción.





Total y definitivamente valió la pena la espera. Un acierto gigante de la cinta son las escenas de acción y ver a Will Smith gozar como en aquella época. Si tenemos que ponernos algo ñoños para explicar por qué en este sentido logra tan buen resultado, lo haremos. Estamos acostumbrados a ver una película a 24 fotogramas por segundo, la producción para este film, logra realizar 120 fotogramas por segundo y eso sumado a una tecnología 3D, te hace sentir que eres parte de la película. Personalmente no soy fan del cine en 3D, pero debo decir que me sentí muy cómoda viéndola, porque lograban el objetivo de claridad, alta definición y detalle en cada escena. Pero como dije antes, la vida no es tan simple y aquello que sí había logrado cautivar, se desploma un poquito cuando vemos a Clay con luz de día, de pronto me sentí en un juego de Quantic Dream con la cara de Will Smith pestañando robóticamente, pero es un detalle del que puedes reírte después de todos los buenos efectos que nos acaban de mostrar.





Honestamente, es muy difícil que los actores en esta cinta se ganen un premio por su interpretación. Pero de que la vas a apreciar como género de ciencia ficción y acción, las vas a apreciar. Así que como siempre, los dejamos totalmente invitados a pasar un buen rato con la película y Will Smith por partida doble.





Por Deb!