Proto Entrevista: Matias Castillo Bustos (Los Días del Sol Negro) - Generación Geek

Novedades

Banner

lunes, 18 de noviembre de 2019

Proto Entrevista: Matias Castillo Bustos (Los Días del Sol Negro)



Sobre el Juego

¿Qué es Los Días del Sol Negro

Los días del Sol Negro es un juego post apocalíptico de sobrevivencia que puede ser jugado de 3 a 45 jugadores. Está ideado para uso en aula de clases de Filosofía, Historia y Educación Cívica. En Los días del Sol Negro los jugadores constituirán comunidades e intentarán sobrevivir en un mundo post apocalíptico. Deberán gestionar las exploraciones y búsqueda de recursos, resolver conflictos con otras comunidades, enfrentar dilemas éticos dentro de su propia comunidad, gestionar el hambre y la sed de su grupo, sanar y cuidar de heridos y enfermos si lo deciden, trabajar en la cocina y el registro de víveres y recursos, etcétera… Todos estos elementos en sintonía dan origen a una experiencia única de inmersión y sobreviviencia, donde podrán vivenciar
lo político a través del juego, todo esto en el marco de la pedagogía de la experiencia.

¿En qué te basaste para crearlo?


Los días del Sol Negro es un juego que creamos junto con Julie Boelken para su tesis, Filosofía de la Supervivencia: Pensar lo político a través del juego”, proyecto de investigación del Seminario de grado “Pedagogía de la experiencia y ciudadanía” de la carrera de Pedagogía en Educación media con mención en Filosofía de la Universidad de Chile. Este proyecto resultó ganador de los fondos concursables para Publicaciones en Educación, del Programa Transversal de Educación de la Universidad de Chile, por lo que cuenta con su auspicio y apoyo. Ha sido probado por más de 300 personas en diferentes establecimientos educacionales a lo largo de la Quinta Región y la Región Metropolitana.  Incluidos algunos miembros de Generación Geek.
Lo que hicimos fue transformar una actividad filosófica post apocalíptica que había preparado la Julie para sus clases en un juego de mesa de estas dimensiones.



¿A que público está enfocado?


Es un juego para mayores de 10 años, pero sigue siendo una imposición. La persona más pequeña que lo ha probado fue Newen, un niño de 10 años al cual le mando muchos saludos. Newen no tuvo problemas para jugarlo. El juego puede aplicarse por currículum en 4to medio en la Unidad 3 y 4 de Filosofía. Además tiene múltiples aplicaciones en otras asignaturas, como por ejemplo Educación Cívica.

¿Dónde has podido testearlo?

Lo hemos probado en Universidades, Colegios, en la casa con amigos o en eventos especialmente preparados para el juego. Como por ejemplo, el evento que hicimos en casa Oram, donde algunos miembros de Generación Geek pudieron jugarlo.

¿En qué fase está el juego actualmente?


En Fase de Diseño Gráfico, justo antes de la Producción. Preparando los archivos para que estén listos para imprimir.

¿Por qué recomendarías tu juego?



Porque es una experiencia inolvidable pa' quienes juegan. No todos los días podemos iniciar una comunidad post apocalíptica desde cero, con nuestros propios fundamentos, convicciones, valores y leyes, y encima poder enfrentarla ante otras comunidades en una realidad diferente y simultánea, de manera tan cotidiana, o natural. Ustedes mismos de hecho. apostaría que sonríen al recordar cómo eran sus comunidades y las historias que surgieron de sus personajes.
Lo recomiendo completamente.





Sobre el autor

¿Quién es  Matias Castillo Bustos?


Soy Matías Castillo Bustos, estudiante de Pedagogía en Física, Autor de juegos de mesa y fundador de la SJS Creación e Investigación de Juegos. He realizado variadas jornadas de prueba de prototipos, jornadas de juegos de mesa y muestras y talleres sobre  mecánicas de juegos en colegios y universidades.


Actualmente me dedico a la pedagogía y al diseño y creación de juegos de mesa, tengo varios diseños a mi haber próximos a ser editados como Cocktail y Asesino en Serie. Prototipos de juegos de comunicación y divulgación científica como Microbiota, la Máquina de la Vida o Sucesión Ecológica. Y otros prototipos como los inmersos en el mundo apocalíptico de Ratas: Superviviente y Ratas: El último día.



Disfruto lo que logran los juegos, la esfera propicia para la comunicación que generan, el placer indescriptible de darle sentido a una regla y que unidos todos en torno a una mesa le den forma y vida. Me gusta mucho formar parte de equipos de trabajo creativos. Fundé y soy el Director Creativo de la Sociedad de Jugadores Serios,  organización emergente dedicada al estudio, fomento y creación de juegos para la comunicación del conocimiento.

La SJS, o Sociedad de jugadores Serios, es un grupo de estudio y creación de juegos, cuyos objetivos fundamentales son buscar, generar y mantener, mediante el uso del juego, ambientes propicios en la comunidad  para el desenvolvimiento y desarrollo íntegro del humano, como así también la investigación del juego como elemento constitutivo de la cultura y las mecánicas de juego como herramienta de transformación social. Con esto buscamos aportar y generar material que contribuya a la investigación sobre el juego y su amplia implicancia  en los fenómenos  humanos.


"Creemos que mediante mecánicas de juegos puede comunicarse intuitivamente el conocimiento, vale decir, jugando aprendemos el mundo. A través de interacciones de cartas y sus posibilidades, lanzamiento de dados e ideas, se constituye el diseño de un juego. Las mecánicas de juego, compuestas por elementos lúdicos y sus interacciones, constituyen un modelo de la realidad, la recortan y simulan, generando una metáfora del mundo que podemos contemplar y conocer de manera, inclusive, más manipulable. La potente fuente de aprendizaje que brinda el estado mental propio del que juega, deja de manifiesto el cómo utilizando las mecánicas de juego adecuadas, se

puede modelar la experiencia de aprendizaje en función de objetivos específicos."

(Filosofía de la Supervivencia: Pensar lo político a través del juego, Julie Boelken, 2018).



¿Juegos de mesa favoritos?

Difícil. Hace tiempo que he disminuido el caudal de juegos semanales que jugaba, que eran entre 4 y 5 a la semana. En mi BGG siempre voy a tener el Poker y el Ajedrez con nota 10 por un asunto simbólico. Pero creo que Ricochet Robot, siempre digo que es mi favorito en las demostraciones y talleres, por su diseño, puedo jugarlo siempre y de hecho, salvo una o dos veces, aún no pierdo. Me gusta Randolph como autor, es un histórico. 
Y el Código Secreto de  Vlaada Chvátil, creo que he jugado 6 o 7 horas seguidas con mis 
amigos fácil y pidiendo revancha todavía, siempre quiero jugarlo.

Pero en verdad me gusta creer que mi juego favorito aún no lo jugué :)

¿Qué te motivó a convertirte en autor de juegos de mesa?


Cuando estaba en la Chile estudiando física, con un grupo de amigos inventamos la FEDU (Federación de Dudo Universitaria), nos dedicábamos a jugar Dudo en los recreos y teníamos un sistema de puntuaciones con ranking y de tipo de miembros. Federados y Aspirantes. Era una locura entretenidísima porque para ser federado tenías que ganar una cantidad de liguillas. En ese tiempo inventamos una versión del Dudo más rápida, y muchísimos juegos y variantes con dados que quedaron como juegos de la FEDU, algún día podría mostrárselas. En ese tiempo hacía juntas de juegos (2012) y llegábamos con Monópolis, uno que otro Ataque, unos Scrabbles y la Herencia de tía Agatha... Y los juegos que habíamos inventados siempre se jugaban mucho. La FEDU después pasó a llamarse SOJU, o Sociedad de Jugadores..., por que ya no sólo jugábamos con dados. Había llegado el Truco a nuestras vidas y todas las variantes de juego de naipe español así que no tenía sentido ya acotarnos a los dados y al dudo. Por ahí por el 2014 con el Benja, aparece nuestro primer juego La Máquina de la Vida, un juego gigantesco sobre la evolución de las especies que de hecho trabajamos en la universidad. Anecdóticamente en ese tiempo conocimos el primer juego de los chiquillos de Within Play, Resistencia Nativa. La Máquina de la Vida, a pesar de ser injugable tuvo varias partidas terminadas y evaluadas. Era nuestro primer diseño no habiendo jugado nada moderno, lo que es nada. Recién el 2014 de chiripa llegué al centro comunitario bellavista de ese tiempo con su ludoteca, hasta donde entiendo la primera en Chile... La primera vez que jugué Dominion me quería morir. Era demasiado emocionante, increíble, fascinante y palabras de ese tipo las que sentí. De ahí en adelante fundamos con el Benja lo que es la SJS (Sociedad de Jugadores Serios) y he seguido diseñando mecánicas de juego sin parar hasta hoy. Los chiquillos de Ludoísmo, el Pablo y el Víctor, a los que llegué investigando y de metido, fueron claves para inspirarme y seguir creyendo. Quiero lograr vivir de ello, y siento que vamos dando buenos pasos en ese camino, en una de esas pronto nos subimos a la micro.




¿Algo que quisieras agregar sobre tu juego de mesa?



El Instagram de Los Días del Sol Negro y el Facebook de la SJS.