Heavy Reseñas: Warlord - Deliver Us - Generación Geek

Novedades

Banner

jueves, 30 de enero de 2020

Heavy Reseñas: Warlord - Deliver Us


El día de hoy hablaré según opinión personal, de uno de los mejores EP de Power Metal de la historia; Deliver Us de Warlord. Los californianos formados en 1980, después de 2 demos y además de haber participado en el compilado Metal Massacre II con el tema Lucifer´s Hammer, lograrían lanzar su primer EP en 1983, bajo el sello Metal Blade Records. Con 6 temas (en esta reseña incluiremos el bonus track Mrs. Victoria), Warlord con Bill Tsamis y Mark Zonder (fundadores de la banda) supo posicionarse en una época en que el Heavy Metal en Estados Unidos reinaba con bandas que presentaban propuestas de lo más variadas en el género.


La banda en este lanzamiento estaba formada por: Bill Tsamis (Destroyer), en guitarra y Mark Zonder (Thunder Child) en batería, además con la participación de Jack Rucker (Damien King I) en las voces y Diana Komarens (Sentinel), en los teclados, en el bajo estaría Tsamis con el seudónimo de Raven.

El disco comienza con Deliver Us From Evil, con una introducción con guitarra acústica y teclados en tono de marcha creando la ambientación perfecta para lo que viene, un riff con una melodía épica acompañado de los teclados y una batería que empieza a lucirse (no de forma arrogante, sino a causa de su calidad), el estilo de marcha de la canción se mantiene durante toda su duración, siempre dando importancia a la melodía, aquí Damien King I muestra su calidad y versatilidad a la hora de cantar, pasando de tonos bajos (uno de sus puntos más altos) a tonos más altos especialmente en el coro (One by one, two the swords, to the guns / Two by two and away we go / Father and son, heed the words we pray / Deliver us from evil this day / Deliver us from evil today).


Winter Tears, con una introducción más trágica da pie a que Damien King I nos presente otra faceta de su buena voz, con un falsetto muy suave, suena preciso para los acordes en los que se desenvuelve en estos tonos y en especial para la letra donde nos relata el dolor de la pérdida de un ser amado, musicalmente es muy distinto al tema anterior, como mencionaba en un comienzo Winter Tears tiene un tono más trágico y nostálgico, y esto es bien interesante porque tanto Tsamis como Zonder nos muestran que son una dupla bastante creativa a la hora de componer, pasando por distintos estados y emociones en lo que respecta a la representación de la música y las letras como un todo.

La pequeña introducción de Child of the Danmed es una calma antes de la tormenta, con un riff impresionante que desata un poderoso y veloz tema, los californianos dejan en claro que pueden tocar lo que quieran y lo hacen como los mejores, el trabajo en la sección rítmica es sólido con un Mark Zonder que es certero a la hora de tocar la batería y si en temas más lentos es complejo y con matices, acá no muestra piedad a base de velocidad y potencia. Este tema sin duda hizo escuela y si gustas del Power Metal más tradicional, es una obligación escucharlo, como dato curioso (y ni tanto), Hammerfall hizo un cover de este tema en su disco debut Glory to the Brave de 1997, aunque hay que decirlo, no le hace justicia a la original.


Mrs. Victoria comienza con una introducción con el teclado como protagonista, con una vibra setentera la cual poco a poco va cambiando mientras el resto de los instrumentos hacen acto de presencia hasta convertirse en un tema más demencial, el riff principal es prueba de ello, tal vez es algo que he dicho más de una vez en esta reseña pero es importante recalcarlo, en cuatro temas es muy interesante ver como la banda se desenvuelve por distintos terrenos, desde el Heavy Metal, el Power Metal e incluso como coquetean con el Rock Progresivo, y con buen resultado, se siente que cada tema, tanto por el lado de la música, como las letras o lo que transmiten ambos son acorde a cada momento. Volviendo al tema, pasa por distintas etapas, desde el riff demente a las estrofas más melódicas y un coro poderoso donde los riffs son sumamente importantes.

Penny For A Poor Man parte con un riff más melódico con el teclado que acompaña de buena forma a la guitarra, las estrofas son más en el estilo de Winter Tears pero sin el tono trágico, es más calmado pero con el puente y el coro va tomando más intensidad, el solo está muy bien trabajado, no tan veloz pero si con mucha expresividad, es un gran tema pero a veces siento que queda un poco detrás del resto, lo cual no es justo.


Black Mass, penúltimo tema del EP empieza con una corta introducción narrada con guitarra acústica la cual da paso a un riff oscuro, solemne y épico, probablemente uno de los temas más pesados en la discografía de Warlord, el coro es la guinda de la torta con una banda inspirada en cuanto a potencia se refiere, sobre el solo hay que destacar la base rítmica que se mueve por los terrenos que forjaron los sonidos más épicos del Metal tradicional, sin duda uno de los puntos más altos de esta producción

Lucifer´s Hammer, tema que inspiraría a Oscar Dronjak para dar nombre a su banda Hammerfall por allá en la primera mitad de los 90, tiene un riff bastante ganchero que sirve de entrada a Damien King I quien canta con intensidad “It comes through the heavens, on a mission from hell”, los coros son bastante intensos en especial el primero en donde suena más poderoso al bajar un poco la velocidad con la clásica línea “The hammer will fall on you”. No es un tema veloz como Child of the Damned pero junto a este son las canciones que más influencia pueden marcar a la hora de hablar de Power Metal, a opinión personal es la mejor forma de terminar este EP.


Este disco tiene muchos factores que lo convierten en una obra maestra, de partida la capacidad creativa por parte de Tsamis y Zonder para componer, los temas suenan muy originales y con mucha frescura, con un sonido único, pasando del Heavy Metal más directo a temas más melódicos y con la vibra de bandas como Rush (es innegable la influencia de Neil Peart en Mark Zonder) o Boston.

Dentro de ese mismo punto, los riff de Tsamis son muy bien trabajados, con una calidad que llega a ser absurda, sabe crear el ambiente acorde a cada tema, buscando las melodías adecuadas para el momento en que se encuentra. Es un virtuoso, no como un Yngwie Malmsteen o un  Jason Becker, no, es una clase distinta de virtuoso de las seis cuerdas, uno que se mueve en terrenos que crea, conoce y domina como ningún otro.

Por el lado de Zonder, realmente su trabajo es impresionante, si gustan de bateristas virtuosos, de verdad deben escucharlo, el hombre pertenece al Olimpo de los bateristas, su manera de tocar es elegante y compleja, con muchos matices y lo hace parecer tan sencillo, además de ser el complemento perfecto al lado de Tsamis, logrando una dupla que no tiene puntos débiles.


Pero no podemos dejar de lado a Rucker, o mejor dicho, Damien King I, aunque en los siguientes trabajos han pasado distintos vocalistas (entre ellos Joacim Cans) sin duda, él es la voz de Warlord, estuvo poco tiempo en la banda pero su labor calo hondo dando cátedra por no quedar corto de recursos al lado de estos dos monstruos que forman a esta impresionante banda, su voz es potente y muy emotiva, al igual que sus compañeros sabe adecuarse a cada momento y a cada tema, no importando la velocidad o el tono de este.

Warlord es una banda que podría (y debería) considerarse como una piedra angular del Power Metal, Deliver Us tiene la gracia de haber sido lanzado antes que la gran mayoría de los discos más clásicos del género como lo son Ample Destruction de Jag Panzer, Battle Cry de Omen e incluso el homónimo de Metal Church (todos de 1984) entre muchos otros, además que su influencia es fundamental en muchas bandas desde las más devotas al Epic Heavy Metal como lo son Battleroar, Arrayan Path, Thunder Rider o Adramelch (hasta cierto punto) a otras más ligadas al Power Metal como lo son Hammerfall (lo cual se mencionó anteriormente) y Twisted Tower Dire.




Deliver Us es un trabajo que de principio a fin te mantendrá enganchado, realmente no hay puntos bajos ni nada que pueda empañar esta demostración superlativa de virtuosismo y clase a la hora de ejecutar Metal tradicional, convirtiéndolo es una pieza esencial del género y un referente a la hora de entender el significado de “épico” a la hora de hablar de Power Metal y del Heavy Metal en general.


Escrito por Sorlac.