Rincón Cinéfilo: El quinto elemento - Generación Geek

Novedades

Banner

viernes, 6 de marzo de 2020

Rincón Cinéfilo: El quinto elemento



Hay películas que destacan y se quedan en la historia como excepcionales, puede ser por que su dirección o su reparto, el manejo de colores, actuaciones excepcionales, música inolvidable, entre otras variables. Pero hay películas que son excepcionales para la cultura popular, nosotros, quienes valoramos y recordamos, le damos un lugar especial a cierto tipo de películas y ese es el caso de Quinto Elemento, es decir, si no viste a Randy (el papá de Stan en South Park) vestido con el traje ícono de la película, te falta cultura ñoña. Sin mencionar que está dentro de las películas europeas (con coproducción de Estados Unidos) con más presupuesto. 


La película no destaca por un gran guión, sinceramente, los primeros diez minutos te vas a distraer y quizás siempre la encuentras en la tv ya en la parte final, y sólo con eso entenderás toda la trama, sin mencionar que está en YouTube (guiño guiño). Pero es una película que si vives en el siglo XXI, no te la puedes perder, si no la has visto, por favor deja de leer y vete a verla.


Quinto Elemento está llena de datos curiosos, de controversias (fuera de la película), y sobre todo un buen manejo de la música y los colores. La trama comienza en el desierto con un doctor revisando unos símbolos en piedras, el cuidador del lugar justo lo iba a matar (ya que éste iba a averiguar un gran secreto) y baja una nave extraterrestre, a recuperar unas piedras, que son cuatro: aire, agua, tierra y fuego, más un quinto elemento, que salvaría todo el universo en un momento dado. Así parte esta entrega, que para ser del año 1997,  posee un mundo futurista realmente bien hecho. 


Nuestro protagonista, Korben Dallas, interpretado por Bruce Willis, ex militante del ejército, actual taxista, tiene un accidente, una joven cae del cielo, destruyendo el taxi, y él mejor de entregarla a la policía, la salva. Luego se la deja al sacerdote Vito Cornelius, representado por Ian Holm, y a su aprendiz Billy, interpretado por Luke Perry. Ellos se dan cuenta que ella es el ¡quinto elemento!


Ahora, la protagonista, Leeloo, interpretada por la tan conocida Mila Jovovich, quien como curiosidad después de unos meses del estreno se casó con el director de la película, Luc Besson, que además recibía cartas del director por el idioma creado para la película, que contaba con 400 palabras (me puedo imaginar que tenían las cartas…).  Leeloo era un ser divino, perfecto, quien está destinada derrotar el Gran Mal, que aparece cada cinco mil años. 

El villano de esta entrega, Zorg, es representado por el actor Gary Oldman. Zorg, obedece a esta gran entidad del mal. Este es un filme en que el villano y el héroe no se topan en toda la película, lo cual se desarrolla muy bien. 


Sin duda para concluir, recomiendo esta película de temática cyberpunk, basada los cómics de Jean "Moebius" Giraud y Jean-Claude Mézières. Además de un buen manejo de los colores, y la vestimenta, en mi opinión cada personaje, posee su propio abanico de colores, con lo cual los personajes principales destacan bastante. Y no puedo olvidar recomendar esta película por el mejor personaje, Ruby Rhod, interpretado por Chris Tucker, quien tiene su buena suma de humor.
Nos vemos la próxima vez.



Escrito por Rezuri