Rincón Hater: ¿Por qué el universo DCEU no levanta vuelo? - Generación Geek

Novedades

Banner

martes, 10 de marzo de 2020

Rincón Hater: ¿Por qué el universo DCEU no levanta vuelo?



Esta columna esta en el tintero desde hace un tiempo. Desde que la escribí a esta parte, se ha estrenado Shazam, Joker, y Aves de Presa. Si bien es cierto que el éxito de estas peliculas es dispar entre ellas, si las analizamos en un contexto global siguen siendo sintomas de que en el universo cinematográfico de DC se ha convertido en un camión lleno de gasolina en el que no hay nadie al volante. 
 
Hace algún se estrenó la película Aquaman, protagonizada por Jason Momoa. La película narraba las aventuras de Arthur Curry, hijo de un terrestre con la reina Atlanna, monarca de la Mítica Ciudad de la Atlántida. Arthur se embarca en la búsqueda del legendario tridente de la Atlántida para erigirse como rey de los océanos y detener las aspiraciones de su medio hermano, el rey Orm, de destruir el mundo de los terrestres.

Esta película tuvo gran éxito en la taquilla, tal como ocurrió en su momento con Mujer Maravilla. Sin embargo, el éxito individual de ambas películas resultó ser solo un par de hechos aislados dentro del manejo poco prolijo que ha tenido Warner de la franquicia de superhéroes de DC  (O DCEU a partir de ahora), y en esta columna vanos a describir este fenómeno.

No vamos a descubrir que las películas de superhéroes son un éxito seguro como blockbuster: es cosa de ver el éxito que ha tenido películas como las míticas Superman de Cristopher Reeve, Batman de Tim Burton, Spiderman de Sam Raimi y Batman de Christopher Nolan. Sin embargo, desde por allá en el 2008, la Alianza Marvel-Disney ha revolucionado la manera en como concebimos las películas de superhéroes.

Esta alianza impulsada por Kevin Feige empezó un proyecto bastante ambicioso, usando la franquicia de superhéroes: Marvel ha realizado películas de superhéroes que están dentro del mismo universo, primero creando películas introductoras de  personajes como Iron Man, Capitán América; El Primer Vengador, Thor, entre otros, para luego reunirlos en el macro-evento The Avengers, que es un modelo que ha replicado durante los últimos años y cuyos éxitos son incuestionables incluso para el mas acérrimo detractor de esta franquicia.

Al ver este nivel de éxito, Warner decidió poner en marcha su universo cinematográfico Live Action (hago esta aclaración porque Warner tiene su universo cinematográfico de películas animadas que, francamente, son una delicia que recomiendo a ojos cerrados) de la mano de Zack Snyder: un reconocido director y fanático de los comics, cuyas adaptaciones tienen un sello distintivo más sombrío y crudo, tal como podemos apreciar en "300" o "Watchmen".

El primer paso del DCEU fue Man Of Steel, película que narra un nuevo origen de Superman. Acá podemos ver el sello de Snyder en cuanto a la historia de Superman, ya que es visiblemente más oscura que la película protagonizada por Christopher Reeve, que es un icono de la cultura pop. Esta nueva interpretación generó cierta división en la apreciación de esta película: una tónica que han tenido las películas de DC en un principio es la división que generan las mismas, siendo defenestradas por unos e idolatradas por otros. Esta tendencia se vería más acentuada con el macro-evento Batman vs. Superman.

Batman vs Superman fue elegida para ser el gran evento de este universo; la gran película que Warner se encargó de promocionar hasta el hartazgo, pero que tenía errores puntuales que hacen que no sea del todo disfrutable. En primer lugar, en la desesperación por captar la atención de los fanáticos empezó a mostrar cosas en los trailers que hacían que la película no tuviera grandes sorpresas: con esto hablo específicamente de Wonder Woman y la tortuga ninja Doomsday. 




En segundo lugar, los problemas de guion y estructura son muy notorios, y al final no sabes si hay un guion de por medio o hicieron un collage de los arcos más remarcables de DC, los embutieron y los mostraron en pantalla con el característico tono oscuro. Además, el guion de la película se ha vuelto objeto de estudio de miles debido a los innumerables problemas de tono y estructura que contiene. (Si quieren profundizar en esto, haga click aquí)

Warner, tomando en cuenta la dividida aceptación y las decepcionantes cifras de recaudación, quiso dar un giro en el timón con Escuadrón Suicida, el grupo de villanos reclutados por Amanda Waller para realizar trabajos que, por alguna razón, no pueden ser encomendados a Batman, Superman o Mujer Maravilla. ¿Cuál es esa razón?: no tengo la más mínima idea, y la película tampoco. 


¿A qué voy con esto? Ciertamente conozco la razón de ser del Escuadrón Suicida por los cómics y las películas animadas, pero en esta película no tiene mayor objetivo que mostrar a un grupo de inadaptados que inspiran la mitad de los cosplays que vemos en los eventos actuales. La película se esfuerza en ser divertida e irreverente, pero no tiene coherencia como expresión de película.

En Man Of Steel, Batman vs Superman,Escuadrón Suicida hay un factor en común que los identifica, y es la intromisión excesiva por parte de los los ejecutivos de Warner en la realización de estas películas, que están desesperados por equiparar el éxito que ha tenido Marvel, llevándolos a interferir en las producciones. Como muestra de aquello tenemos las fechas de lanzamiento de las peliculas, que sufren variaciones de manera constante, ademas de que en estas películas existen diferentes cortes, pero cuya existencia no es para apreciar la version del director, sino que para suplir los huecos argumentales que existen en las versiones proyectadas en el cine. 

La Mujer Maravilla fue un bálsamo para la alicaída franquicia de superhéroes de DC. No es una película perfecta, pero es revitalizador ver un personaje fuerte, con convicciones y valores que transmite durante la pantalla: la valentía, coraje, nobleza y determinación del personaje desde el minuto uno nos dio esperanzas de que el DCEU por fin remontaría vuelo, pero esas esperanzas fueron aplacadas al ver Liga de la Justicia.

La Liga de la Justicia contiene los mismos ripios que ha mostrado gran parte de las películas del DCEU: un guion poco coherente, la motivación de los personajes malamente definida y la premura de los directivos en lanzar la película hizo que, por problemas contractuales, Henry Cavill no podía afeitarse un bigote y obligó a hacer un efecto visual que es risible para el presupuesto millonario con el que dispone Warner, ¿EN SERIO NO PODÍAN PAGAR UN ARTISTA DEL CGI, UN MAQUILLADOR O, POR ULTIMO, RETRASAR LA PELÍCULA PARA NO TENER QUE VER EL ABERRANTE EFECTO VISUAL?




Ahora, con el éxito de Aquaman y Shazam, la idea de que el DCEU remonte vuelo está latente. Yo atribuyo gran parte de la responsabilidad en los directivos de Warner en que estas cintas no le hagan honor a legendarios personajes como Batman o Superman. En primer lugar, deben dejar de tomar decisiones precipitadamente, y sentarse a planificar un universo coherente de manera estructurada. Ojo, que en ningún momento estoy hablando del matiz que le quieren dar las películas: ellos pueden darle el enfoque que ellos estimen conveniente a sus películas y tienen la libertad de hacerlo. 

Mi crítica es que, básicamente, han manejado una franquicia de superhéroes emblemáticos de manera desprolija, y cegados por la codicia de amasar fortuna inmediata, logrando como consecuencia un universo cinematográfico pobremente desarrollado.

Ahora bien, en el ultimo tiempo ha cobrado fuerza el rumor de que están desechando la idea de crear un universo cohesionado con película entrelazadas entre sí, y que cada película funcione por si sola. Un ejemplo de esto es The Suicide Squad, que sería un reinicio del concepto de este equipo. La idea de que las peliculas del Guason tampoco esténo relacionadas con Batman en el futuro es una idea que podría resultar. Recordemos que antes de la hegemonia Marvel, las peliculas de superheroes de DC funcionaban perfectamente de manera autonoma. Hay que estar espectantes para ver como los ejecutivos, directores y elenco tratan de que de una vez el universo DC agarre vuelo. 

Como ya dije, ha pasado tiempo desde que escribí esta columna. Shazam resultó ser un éxito moderado, Joker fue un éxito con la taquilla (y para Joaquin Phoenix), y Aves de Presa pasó sin pena ni gloria. El mayor exito de las tres (Joker) fue un exito principalmente por que, justamente, fue una película donde los ejecutivos de Warner metieron menos mano, insisto con el punto de que los ejecutivos son el problema de DC  a la hora de guiar el rumbo de las películas de su franquicia.

Quiero retomar el punto que dije al principio del artículo. Si el DCEU es un camión bencinero con nadie al volante, Joker terminó siendo un auto Tesla con piloto automático. Esto porque fue capaz de convertirse en un éxito que gustó a la gente, con 1.074 millones de razones que lo prueban, además de darle un Oscar a Joaquin Phoenix. 

Ahora mismo, Aves de Presa ha resultado una decepción en la taquilla, porque quizás ya es tarde para arreglar este universo. Como decía, no se ve un propósito claro en todo este universo de películas conectadas, y no existe peor película que aquella que hace sentir que todo lo que pasó fue para nada.


Escrito por Miguel