Freud: El Sherlock Austriaco - Generación Geek

Novedades

Banner

martes, 7 de abril de 2020

Freud: El Sherlock Austriaco

Hace unas semanas que Freud, una de las nuevas series de Netflix, ha estado dando que hablar. Estrenada el 23 de marzo en la plataforma de streaming, dirigida por Marvin Kren, y resultado de una producción Alemana - austriaca - checa, esta serie cuenta con 8 episodios de aproximadamente 55 minutos cada uno, y en idioma alemán.

La serie nos muestra a Sigmund Freud, el famoso neurólogo austriaco, volviendo a la Viena de 1886 luego de un viaje académico a Francia, y decidido a exponer frente a la comunidad medica el tratamiento alternativo de la hipnosis. Involuntariamente, se encuentra envuelto en una serie de sucesos anormales de la mano con asesinatos y secuestros. Junto con él, se nos muestra a Alfred Kiss, inspector de la policía y veterano de guerra; y a Fleur Salome, una medium, quienes también son forzados a hacerse parte de esta serie de eventos.
 

El primer comentario que debo hacer es que si esperas una serie biográfica sobre la vida de Sigmund Freud, no la veas, ya que no nos muestran su época de estudios, ni sobre sus tesis, etc. Además, el conocido neurólogo nunca fue detective ni se acercó a eso, a pesar de que sus teorías han servido para la criminología.
 
Aunque el titulo de la reseña diga "El Sherlock Austriaco", no significa que nos muestren a un Freud totalmente ficticio o un ser perfecto, como una versión Sherlock Holmesca donde la gente recurra a él como un investigador que resuelve crímenes, sino que es mas como un tipo normal que estuvo en el lugar y momento preciso para ser envuelto en la trama, y que gracias a sus conocimientos médicos, buena capacidad de análisis y deducción, y algo mas que suerte pudo salir adelante.  

A lo largo de la serie se ve como Freud tiene que luchar contra 3 "demonios":
-El antisemitismo de la época (Austria-Hungria de 1886), el como es apuntado y objeto de burlas por venir de una familia judía.
-El que lo traten de charlatán y mal medico por creer y defender la hipnosis como tratamiento valido.
-Su preocupante adicción a la cocaína, en ese tiempo considerada una "droga milagrosa" que podía curar la depresión y otros males.
 
Para mí es una serie que recomendaría ver a quien le guste el realismo mágico, genero detectivesco, ocultismo e incluso la narrativa histórica. Es una buena combinación de géneros que da un producto que se disfruta visualmente. Nos muestra a un Freud de 30 años, recién impregnado en conocimientos nuevos como el hipnotismo y con ganas de demostrar que funciona, como un niño con juguete nuevo.
 
No es el Sigmund Freud tan venerado en nuestra época, sino uno totalmente imperfecto, que se ha dejado llevar por sus emociones y la adicción a la cocaína "magica". Además, la serie contiene muchas referencias que cualquier persona con un conocimiento básico sobre Sigmund Freud podría entender y reír, y supongo que alguien que lo haya estudiado a fondo, aún más.
 


Escrito por Sebastián Wevedo.