¡Hasta nunca, poliedros!: 4 sistemas de rol que no usan dados - Generación Geek

Novedades

Banner

martes, 28 de julio de 2020

¡Hasta nunca, poliedros!: 4 sistemas de rol que no usan dados

Su tuviera que elegir un objeto que represente los juegos de rol, serían los dados. Con múltiples formas y colores, adornan cada mesa y partida online, y son los protagonistas en las escenas de mayor emoción. Para que hablar del d20, ese poliedro que llama la atención apenas lo ves por primera vez. ¿Qué sería de los juegos de rol sin los dados? Hoy sabrás que existe vida más allá de los d6, d10 y d12.
¡Adiós amigos rodadores!

Los siguientes 4 sistemas no dejaron de lado los dados solo por las ganas de ser alternativos. Apoyarse en otros medios para resolver tus conflictos puede ser más adecuado para la ambientación deseas narrar (como una partida en el viejo oeste que usa reglas de póker), o el elemento del azar no se ajusta a las mecánicas de tu juego (un debate de ideas y creencias que no puede ser decidido por quien tiene el número más alto).

En esta lista específica excluiré los juegos de rol que usan naipes, pues son muchos los sistemas que los ocupan y llenarían un artículo por si solos… de lo cual podría escribir en el futuro. Además, ¿Sabías que técnicamente una baraja de naipes ingleses es un dado de 52 caras? Es un buen dato para conversación en fiestas geek.

Dread: De todos los sistemas presentes en este artículo, ninguno hará que tiemble más tu mano que Dread, el juego de rol donde luchas por tu vida mediante una torre de Jenga. Publicado el 2005 por The Impossible Dream, es un sistema ideal para partidas de terror, donde cada vez que los jugadores realicen una acción riesgosa, deberán sacar una pieza de una torre Jenga (o similar). Si logra extraerla sin derrumbar la torre continua en la partida, pero si llega a fallar su personaje sufrirá un trágico final, generalmente la muerte.

La torre cayó, ahora eres comida de zombies


Junto con una hoja de personaje que solo usa preguntas y respuestas, la torre Jenga se transforma en un método cruel pero justo para saber si los personajes sobreviven al horror de la aventura.

Dread puede ser adquirido en DriveTruRPG.




Ten Candles: Continuando con el género de terror tenemos Ten Candles, el juego que debes jugar en la oscuridad iluminado únicamente por la tenue luz de 10 velas. Un sistema orientado al horror trágico, donde nadie sobrevive al final de la partida y los personajes sucumben al fuego, literalmente. Los jugadores sus personajes compuestos de virtudes, defectos, límites y algo que mantiene vivas sus esperanzas, mientras intentan huir de “ellos”, los seres que buscan extinguir a los jugadores.

Una atmósfera oscura y personal, así se debe jugar 10 Candles


Y en honor al género del sistema, les revelaré una horrible verdad… Este sistema si usa dados para resolver conflictos, múltiples dados de 6 caras, que se van descartando conforme pasa la partida. Lo interesante es que el jugador debe quemar parte de su personaje (su defecto, virtud, etc.) para mantener sus chances de vida, y si llega a fallar en su tirada, una de las velas se apaga. El juego termina cuando la última vela es sofocada y los personajes ya no son más. Es un juego con una atmósfera pesada, y que se oscurece conforme los jugadores van perdiendo la esperanza, imposible de lograr si solo se ocuparan dados.

Ten Candles puede ser adquirido digitalmente en CalvaryGames


Macabre Tales: ¿Recuerdas haber visto a sus abuelos jugando al dominó toda la tarde? Tal vez te hubiese interesado participar más si usaran las fichas para sobrevivir horrores indescriptibles sin perder la razón. Macabre Tales es un sistema lanzado el año 2011 por Spectrum Games dirigido a partidas de dos jugadores, director y protagonista en una historia de horror ambientada en los relatos de H.P. Lovecraft.

"Cthuhlu no sabe lo que le espera, tengo un Doble 5 y Doble 6

El jugador posee en cada escena 3 fichas de dominó, el “número” que podrá ocupar depende de la acción que requiera realizar y su habilidad en ella, usando el lado más bajo si su aptitud es "normal", el número más alto si es "bueno" y la suma de ambos números de la ficha si es "excelente" en la tarea. La mayoría de las mecánicas del sistema de 96 páginas se basan en el manejo de tensión ante el posible desenlace desfavorable en caso que el jugador falle, elemento que busca compartir con las historias de Lovecraft. Jugar con dominós en un juego de 2 personas definitivamente agrega mayor estrategia y tensión que el uso de dados y sus resultados aleatorios.

Macabre Tales puede ser adquirido en DriveThruRPG


Amber: Ok, las 3 menciones anteriores usan sistemas de azar inusuales para definir cómo resolver conflictos, pero ¿qué tal si dejamos los resultados aleatorios 100% fuera de nuestro juego? Que pase Amber, un sistema donde nada se deja al azar. El juego más antiguo de esta comparativa (creado en 1991), su ambientación se basa en gran medida en la serie de novelas Crónicas de Ámbar, del autor Roger Zelazny, múltiples mundos fantásticos paralelos entre si donde los personajes pueden modificar la realidad a su antojo, lo cual es reforzado con el sistema de reglas de Amber.

Las ilustraciones de Amber son 90's solidificados


Al inicio del juego los jugadores reciben un pool de 100 puntos, escogen atributos y apuestan entre sí por cual atributo o poder quieren. Si otro jugador apuesta por el mismo atributo, aquel con mayor cantidad de puntos tiene “Ranking 1”, el con segunda cantidad más alta “Ranking 2” y sucesivamente. Si estos dos jugadores entraran en conflicto, el personaje con Ranking 1 ganaría automáticamente, a menos que el otro jugador tenga una ventaja narrativa sobre él, ocupe otro atributo donde tenga mayor ranking o que su interpretación narrativa amerite que salga victorioso. Aunque la ambientación y la antigüedad del sistema juegan actualmente en su contra, su inusual sistema de resolución de conflictos le ha otorgado a Amber su estatus de clásico de culto, mínimo como referencia al hablar de sistemas sin dados.

Amber puede ser adquirido en DriveThruRPG


Espero que hayas aprendido algo nuevo con este artículo y que, en cuanto juegos de rol, no hay nada escrito y todas las reglas pueden romperse excepto pasar un buen rato.

Por Mister Dungeon, con inconformismo icosaédrico.