Reseñas de Culto: Versailles no Bara - Generación Geek

Novedades

Banner

jueves, 9 de julio de 2020

Reseñas de Culto: Versailles no Bara


Esta semana en Reseñas de Culto, traigo uno de los más grandes clásicos del anime: Bara no Versailles (también conocida como La Rosa de Versalles o Lady Oscar), adaptación del manga del mismo nombre publicado por Riyoko Ikeda en la revista Margaret en 1972, convirtiéndose en un referente del género shojo.

Esta reseña fue pensada desde un principio para ser lanzada lo más cerca posible del 14 de julio, que es el Día de la Toma de la Bastilla, pero la semana del 14 corresponde a Heavy Reseñas (unos días antes no afecta mucho), y por esta razóno era imposible no revisar otra serie en esta ocasión.


Estrenada el 10 de octubre de 1979, la serie cuenta con una duración de 40 episodios.

Versailles no Bara narra la historia de Oscar François de Jarjayes en la época previa la Revolución Francesa. A pesar de su nombre, Oscar es mujer, siendo criada como hombre por su padre por la frustración de no haber tenido un varón. Al ser su familia es de la aristócracia, la tradición es importante, por lo que Oscar termina siendo Capitana de la Guardia Imperial que protege a María Antonieta.

Tiempo después, cuando María Antonieta ya es reina, conoce a Hans Axel von Fersen, un conde sueco con el que tiene un amorío, y ante el consejo de Oscar por los rumores de esta relación, Hans decide volver a Suecia. En su soledad, la Reina conoce a Lady de Polignac, quien la introduce al juego, causando que bote el dinero de los tributos, logrando que su popularidad caiga.

Los acontecimientos toman su curso con un pueblo que empieza a cansarse de la actitud de la monarquía. Después de la aparición del Caballero Negro, su enfrentamiento con Oscar y André Grandier y otras situaciones, ambos dejan la Guardía Real y se unen a la Guardía Militar, los cuales, al empezar la Revolución terminan peleando del lado del pueblo, no sin antes tener una dosis de romance, con la confesión de André hacia Oscar. André creció con Oscar y era prohíbida la idea de que estuvieran juntos, ya que pertenecían a clases sociales distintas y porque Oscar fue criada como hombre.


La monarquía cae, igual que los amantes quienes murieron en el fervor de la batalla. Al final de la historia, Rosalie Lamorlière, quien fuera amiga de Oscar (y a quien llego a amar) acompañó a María Antonieta en sus últimos días y recibió una rosa de papel la cual le pidió que la pintara del color favorito de Oscar, y se la entrego a Alan, un antiguo compañero de Oscar y André. Sobre la rosa, esta quedo de color blanco ya que no conocía el color favorito de Oscar, y el blanco era el color favorito de André.


¿Vale la pena ver Versailles no Bara? Por supuesto, Versailles no Bara es una obra fundamental en la historia del anime, y por supuesto, del manga. Riyoko Ikeda al crear este manga, tomo influencias tanto de Ozamu Tesuka, con su clásico Ribbon no Kishi (La Princesa Caballero), para la concepción del personaje de Oscar François de Jarjayes, como también  toma influencias occidentales, en especial con el libro María Antonieta de Stefan Zweig publicado en 1932.

Una gracia de esta serie es como logra conectar personajes creados en esta obra con los eventos históricos presentados, y como llega a ser una trama bastante atractiva. Dentro de esto, un detalle muy importante es como la historia trata la desigualdad que existe en la sociedad, con una María Antonieta y una monarquía que viven en la opulencia, mientras el resto de los mortales debe aguantar con el despilfarro y la falta de respeto de los primeros hacia ellos.


Sus personajes también son más que destacables, partiendo por Oscar. Oscar es fuerte y orgullosa, resultado de su formación, pero con el paso del tiempo no es solo una mujer que puede vencer a hombres en duelos de espada, sino que también es una mujer que debe afrontar con el conflicto interno al reprimir su verdadero ser en un mundo que se cae a pedazos.

Oscar tiene a André, quien creció con ella. No es el típico cliché del amigo o amiga de la infancia con el que el/la protagonista termina quedándose juntos mirando al atardecer. André es un personaje que tiene una importancia tan grande como la de Oscar, y pese a que su progresión no es igual, está a la altura del desarrollo de su compañera. André es un personaje que sabe destacar, sin robarle protagonismo a Oscar, y se agradece.

Aunque Oscar y André son personajes inventados en un contexto histórico, sus presencias y acciones logran generar un efecto tan grande en la historia, pero no solo ellos, sino que el elenco en general, donde personajes como María AntonietaHans Axel von Fersen tienen una importancia vital en el desarrollo de los acontecimientos.


La banda sonora es muy buena, a momentos majestuosa, a momentos trágica, y está a la altura de lo que ofrece la historia.

Dentro de los puntos bajos está la animación, que es algo acartonada, pero que es entendible para la época. Sin embargo, comparando con los diseños del manga, se siente inferior al lado de esta. Si bien los diseños cumplen los estándares de los shojo clásicos, el problema va por el lado de como se desarrolla. Además de lo acartonado como mencionaba anteriormente, en ciertos momentos las acciones no se ven de forma orgánica, lo que le resta un poco a como se desarrollan las situaciones.


Aunque Oscar, André y otros personajes tienen un gran desarrollo, la serie no se siente tan profunda para tratar la psicología de sus personajes ni para manejar los tiempos de la historia en algunos momentos. En este sentido, mi crítica va a la progresión tan a la rápida de los inicios de Oscar, siendo una transición muy importante que pase de ser una adolescente aristócrata a ser miembro de la Guardia Real, algo que es desaprovechado, y como la serie maneja los tiempos para tratar ciertos temas, la introducción al mundo búrgues es algo lenta, pero esto a la larga es fundamental.

Como dato curioso, en 1978 se filmó un Live Action titulado Lady Oscar, el cual fue filmado en Versalles. Esta película fue protagonizada por Catriona MacColl, llamada también Katherine MacColl, famosa actriz italiana de cine gore y protagonista de cintas como Aquella casa al lado del cementerio. Lady Oscar fue rodada en inglés y en Japón fue emitida con subtítulos.


Para finalizar, Bara no Versailles es una gran serie que debes ver alguna vez. Tiene sus detalles que al final son menores y surgen principalmente por apreciación personal, pero estos no empañarán para nada la experiencia de verla. Esta serie es recomendable para fanáticos de series como Shōjo Kakumei Utena también.


Escrito por Sorlac.